reloj

relojes web gratis

jueves, 14 de noviembre de 2013

Los 5 fantasticos

          
LOS CINCO AMIGOS PODEROSOS

  CAPITULO 1

 
El encuentro


Maik: Maik iba tranquilo paseando por la playa cuando se encontró un chiringuito ardiendo, y fue a él corriendo porque había gente dentro.La gente se salvo pero él desgraciadamente no.Entonces cuando le iban a enterrar abrió los ojos y todos se quedaron sorprendidos. Desde entonces podía controlar el fuego.

Michael: un día estaba llendo para el parque muy veloz  cuando vio a una rana en el bordillo como era de esperar se callo al agua porque era algo torpe  y su camiseta se quedo enganchada en una piedra lisa y plana y algo oscura ,puso todos sus esfuerzos en salir y salió pero nada más salir se desmayó. Al despertase vio que cuando tosía podía transformarse en todo lo que mirara.
- jijiji, se reía la rana al verle mojado
- !Qué torpe es!, le contestaron los sapos verdes y viscosos, gordos y rechonchos que croaban en la charca.

Marc: Estaba un día corriendo a tope cuando se encontró a un amigo y se fueron a correr juntos entonces después de un rato se fueron  hambrientos y sedientos a comer juntos al burger king. Después de un rato se volvieron a ir a correr juntos y Marc le dio un golpe de calor cuando se despertó tenía supervelocidad.

Alba:Tenía muchos animales, grandes y pequeños, peludos y sin pelo, feroces y dóciles, feos y bonitos y un día paseando por el campo feliz y tranquilo le mordió un animal malhumorado y peligroso, mediano y peludo pero no sabía que tipo de animal era. después de una hora se dió cuenta de que su cuerpo tenía los poderes de saltar como un gato , correr como un lobo y la fuerza de un león. Era veloz, fuerte, ágil y flexible.

Aurora:Tenía la casa llena de espejos, presumida y coqueta, guapa y con ojos azules y grandes  y los coleccionaba,por eso su abuela le regaló uno muy especial y grande, brillante y precioso  que había pertenecido a su bisiabuela y al mirarse en él desapareció su bella imagen porque al ir al salón a decirle a la madre que fuera a mirar lo bonito y asombroso que era y la madre se asusto y entonces Aurora le convenció a su madre de que no era un  terrorífico y feo fantasma. Seguía siendo una niña estupenda y buena, solo que era ahora algo distinta.

Era una mañana soleada y todos decidieron, aunque no juntos, ir a hacer surf a una playa muy bonita y con poca gente ya que de vez en cuando había tiburones y ya había muerto más de un surfista. La playa era peligrosa, difícil de encontrar pero muy bella y alejada del resto de playas. Era la cala ideal para hacer su deporte favorito.

- tened cuidado, dijo Aurora
- no te preocupes lo tendremos, le contestó Marc
- ya sabéis lo que pasa cuando un tiburón ve a un surfista, sin duda se lo comerá.
- eso no es del todo cierto, les aseguró Alba.

La joven explicó que en una ocasión escuchó la siguiente conversación:
- Yo no como  tontos y torpes surfistas porque saben muy mal, dijo un tiburón.
- Pues yo solo les pico porque soy graciosa y blandita, le contestó una medusa.
- !anda! se rieron  como locos todos al escuchar la historia de Alba, pero había conseguido que con las risas todos se relajaran y así hicieron surf contentos y sin tener nada de miedo.
Las olas eran grandes, altas, frías y peligrosas, pero ellos eran valientes, veloces y preparados para el riesgo. Era una situación tan arriesgada como cuando decidieron subir al Everest, pero por lo menos esta vez estaban juntos aunque todavía no sabían por qué.
Si no hay riesgo no hay victoria, o lo que les decía su madre: sin riesgo no hay vida, eso sí, ser prudentes es la mejor garantía para sobrevivir.

Por accidente se conocieron porque todos querían coger las olas más grandes. Los cinco se hicieron amigos muy rápido porque les gustaban las mismas cosas y se reían mucho juntos. Pasar el tiempo con amigos es la forma más sabia de vivir la vida y de aprender y ayudarse.
Al cabo de dos meses se contaron su  bonito y callado secreto de que tenían poderes distintos a los demás, lo cual les hacía especiales y juraron que no se lo contarían a nadie solo a sus padres, porque no querían que pensaran que eran los ratitos del colegio. Si pensaban que eran ratitos los tratarían como a los empollones y eso no mola.
- tenemos que tener cuidado.
- sí en eso estamos de acuerdo, por favor que nadie diga nada.
- ah, y no olvidéis que tenemos que permanecer juntos, aseguró Alba que parecía la más lista del grupo, algo me dice que debe ser así.

Todos callaron, hasta daba la impresión de que los relojes se habían detenido, era como dar al pause de una película:
-!qué silencio!, dijo un caracol  que pasaba por ahí, y todos lo contemplaban asombrados, ya que era la primera vez que oían a un caracol.
- no me miréis chicos, no habéis escuchado antes a un caracol porque no os detenéis a observar la vida y así se os escapa de las manos.
Alba les contó una frase de un libro que estaba leyendo y que se llamaba "Las hijas del Yang-tse", de una escritora llamara Xinran y que a ella le gustaba mucho: "El Dios sol tenía una hija bien amada, tan hermosa que hasta el emperador se enamoró de ella y le regaló una piedra encontrada en la playa para sellar su amor por ella". Todos decidieron llevarse una bonita y pequeña piedra de la playa para no olvidar nunca su maravilloso encuentro en la playa y sellar así su amistad.

ADJETIVOS: los subrayados en negro
DIALOGOS: los subrayados en verde: cinco
PERSONIFICACIONES: las subrayadas en rojo: tres
COMPARACIONES: en color lila: tres
METAFORAS: en color naranja: tres
IDEA DE UN LIBRO: una, en rosa.

SEGUNDO CAPÍTULO:

LOS CINCO AMIGOS PODEROSOS.

Michael, Maik, Aurora, Alba y Marck ya se conocían y un día quedaron y se quedaron sorprendidos porque Maik les dijo que tenían que hablar para saber por qué el universo enorme y sorprendente  les había reunido y cuando estaban solos en casa de Aurora se dieron cuenta de que brillaban, cosa que no hacían cuando estaban separados. Estaban resplandecientes, dorados, brillantes y mágicos.
- Mirad, parecemos árboles de Navidad, dijo Aurora.
- Sí, parecemos estrellas relucientes en el cielo, dijo Alba.
- !Bien! gritaron todos.
Pero no es oro todo lo que reluce y no se debe olvidar que lo que más debe brillar es el interior de las personas.
Se sentaron formando un círculo y en el centro el suelo comenzó a moverse y salió una mujer pequeña con el pelo rojo y una túnica morada que les miró uno a uno y les dijo que debían forman un grupo compacto y unido como si fueran galletas de un mismo paquete porque los cinco tenían poderes especiales y podían ser superiores si estaban juntos y así luchar contra el mal enorme y fatal que había en el mundo.
No dejaban de mirar a la mujer pequeña y misteriosa y de mirarse unos a otros como si fuera la primera vez que veían algo sorprendente y no pudieran apartar su mirada  y comprendieron que esa era su misión y a partir de ahí se conocieron como los cinco amigos poderosos.
- Seguro que todo esto tiene un significado, dijo Maik
- No lo sabemos aún dijeron los demás.
Una pequeña araña que estaba colgando de una preciosa y enorme tela les dijo:
- La mujer que os habla es muy importante en el mundo de los deseos.
- sí, afirmó una musaraña que estaba escondida detrás de una mesa pequeña y rota.
Los amigos se miraron y confusos les preguntaron por qué lo decían.
- ¿qué sabéis vosotros de la mujer?.
- !hablad ya!, les gritaron enfadados y sorprendidos.
Pero ya habían desaparecido igual que la mujer pequeña y misteriosa así que los amigos fantásticos se quedaron pensando porque no todo en la vida se puede lograr con gritos.

 Los cinco fantásticos decidieron salir juntos y acudir a una fiesta que parecía divertida y que organizaba una amiga de la clase de Alba que era muy simpática y por eso pensaron que no le iba a importar que todos fueran, seguro que los iba a tratar igual que si fueran de su clase.
- Es una idea genial, lo pasaremos bien dijo Alba.
- Si, así nos olvidamos de todo esto de los poderes y de la mujer pequeña y misteriosa y de los animales parlanchines. Dijeron los demás amigos fantásticos.
Antes de llegar vieron a una pequeña y tímida criatura en la carretera que parecía necesitada porque estaba tumbada en el suelo y lloraba muy bajo.
- ¿qué te pasa?
- Soy un murciélago y no encuentro mi cueva. dijo la criatura.
- Te ayudaremos.
Los cinco amigos fantásticos y la extraña y pequeña criatura se pusieron en marcha. Formaban un grupo raro, pero estaban contentos de poder ayudar a la triste criatura. Por un momento se olvidaron de la fiesta divertida pero no les importaba.

ADJETIVOS: los subrayados en negro
DIALOGOS: los subrayados en verde: cinco
PERSONIFICACIONES: las subrayadas en rojo: tres
COMPARACIONES: en color lila: tres
METAFORAS: en color naranja: tres


CAPITULO TRES: LA CUEVA DEL MURCIÉLAGO

Cuando los cinco amigos fantásticos y la extraña y pequeña criatura llegaron al monte cercano y oscuro que había fuera de la gran ciudad, dudaron si debían entrar o no ya que era de noche y temían que hubiera más extrañas criaturas y menos amigables y amables que el pequeño murciélago.
- no os preocupéis dijo el murciélago
- yo os puedo ayudar con mi visión nocturna así que no temáis.
Un búho que pasaba por allí porque es un animal nocturno y con ojos brillantes y enormes les dijo:
-no temáis si vais con el murciélago ya que todos los animales le temen y a su lado no os van a hacer daño.
Los cinco amigos fantásticos se miraron riéndose mucho y le contestaron:
-Nosotros somos los cinco fantásticos y no tememos a nada ni a nadie.
-Bueno, pero sí a sacar malas notas o a que mi madre me castigue sin salir, dijeron los niños, y todos se pusieron a reir.
- Será mejor portarse bien que lamentarse luego, les dijo el búho y todos le dijeron que tenía razón.
-si os portáis bien nada debéis temer chicos, así que ya sabéis: tenéis que ser buenos, obedientes, valientes y responsables.
-gracias búho te haremos caso, le dijeron todos.
-Ahora adiós que debemos encontrar la cueva de nuestro nuevo y pequeño amigo.
Estaban tan concentrados que parecía que estaban en clase de matemáticas, pero la diversión era más grande porque en clase no se lo pasaban tan bien. Recorrieron un gran camino lleno de piedras puntiagudas y resbaladizas y tenían miedo de caerse y hacerse un daño enorme.
- Mirad bien el suelo y no tropecéis con las piedras grandes y resbaladizas
- sí, eso tenemos que hacer porque si nos caemos nos haremos un daño grande y aquí no hay un hospital cercano porque estamos lejos de casa.

Esta vez tuvieron la misma gran suerte como si les hubiera tocado el sorteo de la lotería y muchos millones de euros porque al final del largo y peligroso camino apareció ante sus ojos asombrados una cueva con una entrada pequeña y pegajosa llena de telas de araña de color dorado y brillantes.
Esto demostraba otra vez que después de una largo y difícil camino llega la recompensa y por eso no hay que pararse cuando las cosas vengan torcidas y no hay que ir hacia atrás ni para coger impulso.
Cuando llegaron a la entrada de la pequeña y brillante cueva se cogieron de las manos y los cinco juntos resplandecieron y parecían que eran la estrella más grande y brillante del cielo y pudieron iluminar toda la cueva que por dentro parecía grande fría y desierta. Parecía el colegio en el fin de semana cuando ya no hay niños gritando, contentos o enfadados, felices o tristes, rápidos o lentos, listos o torpes, porque el cole se queda en silencio y no se oye ruido.

ADJETIVOS: los subrayados en negro
DIALOGOS: los subrayados en verde: cinco
PERSONIFICACIONES: las subrayadas en rojo: tres
COMPARACIONES: en color lila: tres
METAFORAS: en color naranja: tres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada